Frambuesas, arándanos, moras...

Nata y frutos rojos = Combinación perfecta